¿Cómo usar una pulidora? | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

¿Cómo usar una pulidora?

El uso correcto de la pulidora permitirá que le saques todo el provecho a esta herramienta para obtener excelentes resultados en tu trabajo.


Obtén excelentes resultados en tu trabajo usando correctamente la pulidora. Conoce más a continuación.

¿Cómo usar una pulidora?


  • Para usar una pulidora hay que tomarlo con las dos manos, una en el mango y otra en el gatillo.

  • Asegura que la protección siempre quede mirando hacia arriba.

  • Ubica la herramienta a un costado de tu cuerpo.

  • Haz andar la pulidora cuando esté ubicado en la posición de corte y siempre úsalo en horizontal, cortando o desbastando con el borde del disco.

  • Al terminar hay que despegarlo del material trabajado, y solamente ahí apagarlo, para que el disco no salte o dañe la superficie.

¿En qué tareas usar una pulidora?


Su uso dependerá de las características del proyecto y el tipo pulidora.

Al ser utilizado en labores de construcción y en industrias, su uso está dirigido al corte, desbaste y pulido de materiales como acero, cerámica y hormigón.


Esmeril de banco

Tiene como función principal afilar instrumentos como cinceles, cuchillas de cepillos, tijeras, y también eliminar óxido.



Todos los accesorios para tus herramientas los encuentras aquí


Recomendaciones de uso y mantenimiento para las pulidoras


Consejos de uso

  • Como norma general siempre hay que cambiar y apretar el disco con la pulidora desenchufada, para este cambio se debe usar una llave que viene en el kit de la herramienta.
  • Reemplazar por el disco de diámetro y tipo recomendado.
  • No utilizar discos gastados.

Consejos de seguridad

  • Utiliza pechera, tapones para los oídos, gafas o máscara facial, mascarilla dependiendo de si sale mucho polvo y guantes de cuero.
  • No enchufarlo en múltiples.
  • Mantener limpios y despejados los ductos de ventilación.
  • El operador debe ubicarse fuera de la proyección de las partículas.


Consejos de mantenimiento



  • Al llegar a 300 horas de uso intenso es adecuado realizar una revisión y mantención general de la herramienta, que debe contemplar: limpieza, engrasado y reemplazo de partes y piezas que pudieran haber llegado al término de su vida útil, como podría pasar con carbones y, en algunos casos, los rodamientos.
  • En el caso de los esmeriles de banco, las ruedas nuevas a veces necesitan reafilarse para redondearlas.
  • Para mantener la herramienta en adecuadas condiciones, es preciso usar los accesorios y piezas para el modelo específico que se posee.
  • Usar accesorios de medidas distintas o de fabricación artesanal, no solo inciden en el desempeño de la pulidora, también puede representar serios riesgos de seguridad para quien lo utilice.
  • Guarde el equipo en ambientes secos.
  • Limpia periódicamente las rejillas de ventilación para evitar el sobrecalentamiento del motor.



También te puede interesar: