Taladro: la herramienta indispensable para tus proyectos | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Taladro: la herramienta indispensable para tus proyectos

El taladro es una herramienta que sirve para perforar, atornillar, pulir o revolver pintura. A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre taladros.


El taladro es una herramienta que te sirve para realizar múltiples tareas y en esta guía encontrarás todo lo que debes saber sobre taladros.

Características del taladro



Los taladros son herramientas imprescindibles para tareas tan variadas como montar muebles, o colgar cuadros y lámparas, ya que sirve para perforar, atornillar, pulir, revolver pintura o lijar.

Además, existen numerosos accesorios que amplían sus posibilidades y nos permiten trabajar sobre una variedad de materiales como:


  • Madera
  • Hormigón
  • Metal
  • Plástico
  • Cerámica
  • Piedra

Aprende a usar un taladro aquí




Tipos de taladro



Desarrolla más potencia y su rendimiento es continuo. Siempre lo tendrás listos para trabajar y puedes adaptar la fuerza al material que vas a perforar.
Son los apropiados para trabajar sobre cualquier material por duro que sea, gracias a la función percutora. Te permitirá taladrar las paredes de cualquier habitación de tu casa, incluidos los azulejos del cuarto de baño y cocina.



Encuentra aquí toda la variedad de taladros alámbricos



Partes de un taladro alámbrico:

Se compone de un mango principal y otro auxiliar para ejercer fuerza, un interruptor, un regulador de velocidad, un mandril o portabrocas donde se ponen los accesorios, un tope de profundidad, un botón para accionar el percutor, y otro para el giro reversible.


Taladros inalámbricos

También son eléctricos, pero utilizan una batería de apoyo, y al no estar unidos a un cable o enchufe, resultan más rápidos, cómodos y maniobrables que los con cordón. Cumplen las mismas funciones: perforan, atornillan y, con los accesorios correctos, lijan y pulen.


Tipos de batería: 

Son de níquel cadmio y las hay desde 7.2 V 9.6 V 12 V 14.4 a 18 voltios o más. Los taladros de 9.6 serán adecuados para casi cualquier trabajo del hogar. Los con mayor capacidad, son más pesados. También hay taladros inalámbricos con baterías de Ion Litio, que entregan mayor autonomía y capacidad de trabajo para el usuario.




Potencia de la batería:


Una batería más grande, no necesariamente significa que vaya a tener mayor vida útil.

Un ciclo de una batería de 9.6 Volts puede durar tanto como el de una de 14.4 Volts, pero la de mayor voltaje permitirá trabajar más durante el mismo lapso de tiempo.

Aunque hay algunos otros factores implicados, el voltaje de un taladro siempre se traduce en potencia.

Los de mayor voltaje generalmente giran a más revoluciones por minuto, con lo cual obtiene mayor cantidad de trabajo por cada carga de la batería, es decir más perforaciones o más tornillos apretados.



Conoce nuestro variado surtido en taladros inalámbricos haciendo clic aquí


Partes de un taladro inalámbrico:


Se compone de un mango, un mandril o portabrocas para poner los accesorios, un selector para el percutor, un regulador de velocidad, y un botón reversible.


Taladros de banco


Es un taladro común montado sobre una estructura que permite hacer agujeros en diferentes ángulos sin correr el riesgo de que se mueva la pieza o el taladro.

Consta de una base plana donde hay un dispositivo para sujetar el material, una columna regulable en altura y un sistema que permite variar la velocidad.


¿Cómo elegir un taladro?



Capacidad del mandril (mm): ¿De cuántos milímetros?


  • El mandril es una pieza fundamental del taladro, ya que en él se ponen los accesorios de trabajo.
  • El tamaño del taladro es determinado por la abertura máxima del mandril, que define el diámetro máximo de las brocas que se pueden introducir en él.
  • Los modelos industriales, profesional o hobby, varían normalmente entre 10 mm, 13 mm y 16 mm.
  • Los de 10 y 13 mm: son muy adecuados para la mayoría de los trabajos caseros comunes.
  • Los de 16 mm: por girar a una velocidad mucho menor que los pequeños, consiguen un mayor poder, pero resultan poco adecuados para trabajos de lijado. Este mayor poder les permite abrir perforaciones más grandes, sin correr el riesgo de quemar el motor por sobrecarga.
  • Algunos mandriles de 16 mm: soportan brocas de hasta 19 mm.


Potencia y velocidad


Para que los compresores puedan cumplir con su utilidad deben funcionar con equipos compatibles que permitan usar el aire comprimido en función del trabajo a realizar.


  • Las velocidades se miden en rpm, revoluciones por minuto y varían en rangos que van entre 0 y 3.000 rpm aproximadamente. Por lo general, a mayor velocidad más pequeño el taladro.
  • La fuerza de trabajo del taladro varía según su potencia. En general, los más utilizados fluctúan entre 380 Watts, en los modelos de 10 mm, hasta 1000 Watts en los de 16 mm.
  • Si lo va a usar para trabajos menores, uno de 500 Watts cumplirá perfectamente.
  • Si lo quiere para todo tipo de trabajos, uno entre 650 y 800 Watts como mínimo, te ofrecerá garantías suficientes.
  • Existen modelos de 1 y 2 velocidades: Algunos tienen velocidad variable, gracias a la incorporación de un variador electrónico, que permite ir aumentando la velocidad del motor, sin disminuir su potencia.

  • Variedad de accesorios para taladros


  • Los de 1 velocidad tienen más limitaciones, ya que para trabajar materiales duros se requiere baja velocidad. Uno de 2 velocidades dejará más abierto el campo de acción. Generalmente, los modelos de hasta 13 mm traen un control que permite adecuar la velocidad de giro según la tarea, por ejemplo: empezar a atornillar lentamente e ir subiendo de a poco la velocidad.

La alta velocidad de los taladros les permite no solo abrir perforaciones de más de 10 mm de diámetro en metal y de 13 mm en madera, sino también utilizarlo para lijar. La menor velocidad en los taladros más grandes les confiere mayor poder de giro, fundamental para funcionar bien con brocas de mayor diámetro.


Percutor


Cuando un taladro tiene percutor la acción de perforar va acompañada de un intenso martilleo sobre el material, lo cual puede no ser importante si se usará solo para madera o acero, pero sí lo será cuando se trate de hormigón, piedra o ladrillo.


Existen mecanismos percutores de 2 tipos: electromecánico, que usan normalmente los taladros y electroneumático, que es el que usan los rotomartillos.


La frecuencia de percusión puede variar de un modelo a otro, desde 0 a 50.000 gpm (golpes por minuto). En los martillos va incrementándose de 1.200 a 4.000 gpm.


Un mayor número de golpes por minuto no significa que el taladro sea más poderoso; de hecho, los más pesados producen menos golpes, pero son más potentes. Lo que define su real efectividad es la potencia entregada en cada golpe y esto se expresa en Joule.



Giro reversible

En los taladros reversibles, el mandril gira indistintamente en ambos sentidos, lo que permite sacar tornillos o brocas largas cuando se han hundido profundamente en el material.
Los taladros reversibles son muy útiles para trabajar metales, madera y aluminio, especialmente usados en obras de construcción más pesadas.


Capacidad de torque

La capacidad de torque indica la máxima capacidad de giro que ejerce la herramienta. Para trabajos básicos del hogar será suficiente con 0.5 - 6 rpm o hasta 400 rpm. Los industriales tienen desde 400 a 1.400 rpm y más de 15 posiciones de ajuste. Fijar una posición más baja para trabajos pesados y más alta para los livianos, permite mayor control sobre el apriete del atornillado.


Freno eléctrico

La mayoría de los taladros viene equipado con freno eléctrico que permite una detención rápida, ahorrando tiempo, carga y vida útil para la batería.


Conoce nuestro gran surtido de herramientas aquí



También te puede interesar: