Lijadoras: recomendaciones de uso y mantenimiento| Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Recomendaciones de uso y mantenimiento para Lijadoras

Cuando busques mejorar la terminación en una superficie necesitarás usar una lijadora eléctrica. Aquí podrás conocer más de esta herramienta, sus diferentes tipos y dónde puedes usarla.


Las lijadoras son las herramientas perfectas para mejorar los acabados de diferentes superficies. A continuación encontrarás una serie de recomendaciones para usar y hacerle un mantenimiento adecuado a tu lijadora.

¿Cómo usar una lijadora eléctrica?



Comienza con una lija de grano grueso, haz una segunda pasada con lija de grano medio y acaba con lija fina.

Siempre avanza con la lijadora sobre la superficie para obtener un lijado uniforme.
Si la dejas parada sobre una zona, lijarás más en ese lugar y el trabajo te quedará disparejo.

No presiones sobre la pieza cuando estés lijando. El propio peso de la máquina es suficiente.

Al terminar de trabajar, no retires las manos de la máquina hasta que se haya parado por completo.



Encuentra aquí nuestro surtido en lijadoras




¿Dónde usar una lijadora eléctrica?



Lijadoras orbitales

Se utilizan para el lijado de tableros y listones, pero también para cercos y rodapiés, además de muebles de líneas rectas. También son prácticas para lijar la pasta de reparación en paredes, cuando se tapan grietas o para retirar la pintura vieja de muebles y puertas.


Lijadoras rotorbitales

Se utilizan para la renovación de muebles, aunque tengan varias capas de pintura, porque tienen una alta capacidad de desbaste. Sustituyendo la lija por un accesorio de pulido permiten aplicar cera sobre pintura, por ejemplo en estucados o sobre muebles, así como el mantenimiento de la carrocería del automóvil.


Lijadoras de banda

e usan para el lijado de grandes superficies de madera, como suelos a los que se quiere quitar el barniz para renovarlo, puertas y grandes tableros. También son apropiadas para desbastar madera en bruto, como vigas y listones.



Lijadoras triangulares

Son ideales para tareas de restauración y renovación de muebles, ya que alcanzan los lugares más pequeños. También son muy prácticas para el lijado de barrotes de madera y otros elementos que no requieran desbastar mucho material.



Encuentra aquí ruteadoras para tus obras


Recomendaciones de uso y mantenimiento



Consejos de uso

  • Las lijadoras durante su uso ocasionan un nivel de vibración muy alto, que puede resultar difícil de controlar. En general, las lijadoras poseen en todos sus puntos de agarre superficies de goma, las que otorgan al usuario una mejor sujeción y por ende, mayor seguridad durante su uso.

  • Siempre, antes de usar, revisa si el recipiente para las partículas de lijado se encuentra bien puesto o si tiene espacio suficiente para acumular más polvo. El exceso de partículas hace que la lijadora no funcione correctamente.

  • El paso de la lijadora sobre ciertos puntos con mayor presión, puede generar deformaciones en las superficies donde se está trabajando. Evita que esto suceda, manteniendo una presión lo más uniforme posible, si quieres una superficie lisa y pareja.




  • Revisa el estado de las lijas cada vez que utilices la herramienta y confirma que su nivel de sujeción sea el correcto.
  • Al momento de elegir una lijadora, revisa si posee un regulador de las revoluciones o sistemas adicionales para el filtrado de partículas. Estos dos puntos pueden permitir que el trabajo sea más efectivo y cómodo.
  • Confirma, de acuerdo al tipo de trabajo que vas a realizar, el gramaje de las lijas que requieres.
  • Para el caso de lijar madera, utiliza las lijadoras siempre en el sentido de las vetas y no de forma transversal.
  • Las lijadoras no deben ser encendidas cuando estén sobre una superficie. Siempre debe ser en el aire y tomadas con seguridad.

Consejos de seguridad


  • Trabaja con las lijadoras en ambientes libres de corrientes de viento, principalmente por la ascensión de partículas, que pueden afectar tu vista o vías respiratorias.

  • Siempre que trabajes con una lijadora utiliza gafas y mascarilla para no respirar el polvo de lijado y que no te entren partículas en los ojos.

  • Mantén la lijadora en ambientes libres de humedad.
  • Por la potencia de las lijadoras, no las conectes a enchufes múltiples.

  • No realices movimientos bruscos con la lijadora, ya que por su vibración puedes perder el control de la herramienta. Consulta todas las consideraciones específicas que la lijadora tenga, según su fabricante.

  • De acuerdo con el tipo de trabajo que realices solicita, en caso de ser necesario, la ayuda de un tercero. En muchos casos, esto te permitirá un mejor acabado en las superficies.


Consejos de mantenimiento



  • Mantén siempre la lijadora y su cable limpios.
  • Desconecta el cable del tomacorriente antes de iniciar cualquier actividad relacionada con la instalación, el ajuste, la reparación o el mantenimiento.
  • Mantén guardado el equipo mientras no esté en uso, en un lugar seco, libre de polvo y fuera del alcance de los niños.
  • Realiza un mantenimiento constante de la lijadora, para comprobar si existe algún desperfecto que pueda afectar su funcionamiento. Es necesario que periódicamente revises la condición técnica de la herramienta, idealmente, asesorándote con el servicio técnico del fabricante del producto.

También te puede interesar: