calentadores-agua-caliente-para-tu-hogar | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Calentadores: Agua caliente para tu hogar

Mantén el agua caliente de tu hogar todo el día con la variedad de calentadores que tenemos en Homecenter para ti.


Un calentador es un artefacto que funciona de manera continua mediante la combustión de gas. Permite obtener agua caliente para uso sanitario, principalmente ducha, lavamanos y lavaplatos. En Homecenter te asesoramos para que puedas elegir el calentador adecuado para tu hogar.

Funcionamiento del calentador


Los calentadores de agua funcionan gracias a un serpentín (tubo en forma de espiral) por donde pasa agua. Este serpentín pasa por encima de fogones que se encargan de calentar el agua.

Estos fuegos se encienden únicamente cuando se abre el grifo del agua caliente y ésta empieza a circular.


¿Cómo elegir el calentador para tu casa?


Capacidad del calentador

La capacidad de los calentadores va desde los 5 a los 16 litros. Cada artefacto de la casa consume una cantidad de litros por minuto, lo que determina la capacidad que debe tener el calentador que suministrará agua caliente.


Debes tener claro si necesitarás agua caliente en más de un lugar al mismo tiempo, ya que esto determina si habrá consumo máximo simultáneamente en varios artefactos.


Entre más artefactos usen agua caliente simultáneamente, más capacidad debe tener el calentador.

Presión de la red de agua

Todos los calentadores tienen una presión mínima de encendido para que se prenda la llama piloto y empiece la combustión completa.

Sin embargo, para que el calentador tenga un buen desempeño, necesita que la presión de la red de agua sea superior a la presión mínima de encendido.


Tipo de combustible

Hay que saber el tipo de instalación que tiene la casa, si es gas natural o gas licuado, y la presión del gas que existe, ya que debe coincidir con la placa característica ubicada en la parte inferior del calentador.


Lugar para el calentador

Para elegir el calentador debes tener claro el lugar donde lo vas a instalar, porque según el espacio el tipo de evacuación que debe tener. Si es un lugar pequeño o poco ventilado tendrá que ser un calentador con tiro forzado, si es amplio y con buena ventilación puede tener tiro natural.


También te puede interesar cómo elegir columnas de ducha para tu baño


Tipos de calentadores


Hay distintas características para clasificar los calentadores.


Tipo de evacuación de gases

  • Tiro natural: la admisión de aire para la combustión se toma del interior del recinto, en el que está instalado el calentador. La evacuación de los gases es hacia el exterior del recinto en forma natural.
  • Tiro forzado cámara abierta: la admisión del aire para la combustión se toma del interior del recinto en que está instalado el calentador. La evacuación de los gases es hacia el exterior del recinto, con ayuda de un extractor de gases o ventilador.
  • Tiro forzado con cámara estanca: la admisión del aire para la combustión se toma desde el exterior del recinto a través de un ducto concéntrico. La evacuación de los gases se realiza por el mismo ducto hacia el exterior, siempre con ayuda de un ventilador.

Tipo de encendido

  • Piezo eléctrico: es el tipo más convencional. Funciona al presionar dos botones, para iniciar la chispa y así encender el calentador.
  • Ionizado: es un tipo de encendido automático, que al abrir la llave del agua caliente, el calentador se enciende sin necesidad de prenderlo de forma manual. Este sistema utiliza pilas.
  • Hydropower plus: es un tipo de encendido automático, al igual que el ionizado, pero sin pilas. Cuenta con una microturbina que genera una chispa con la fuerza del agua y mantiene una temperatura constante.

Encuentra aquí toda nuestra variedad de calentadores a gas


Recomendaciones de uso y mantenimiento


Consejos de uso

  • Para un correcto funcionamiento del equipo y ducto de evacuación de gases, el calentador debe ser instalado por especialistas autorizados, para evitar cualquier avería y filtración de gas.
  • Si el agua está muy caliente, evita mezclarla con agua fría. Es mejor reducir el paso de gas de tu calentador, bajando la intensidad de la llama y la temperatura del agua. Así, ahorras gas, especialmente en verano.
  • No dejes elementos bajo el calentador que puedan alterar la correcta combustión del sistema.
  • No coloques elementos sobre el volumen del calentador.
  • Es preferible que el calentador esté instalado cerca de los artefactos (ducha, lavaplatos, etc.), para evitar la pérdida de calor.

Consejos de mantenimiento

  • Por sus características, los calentadores pueden tener filtraciones o presencia de elementos que eviten el correcto mecanismo de combustión. Para evitar estas situaciones, se debe revisar exhaustivamente que no haya ramas u otros artículos que puedan ser inflamables.
  • Además, es necesario revisar el estado de las conexiones de gas o eléctricas, para evitar filtraciones y el riesgo de explosión.
  • Se recomienda una mantención anual, por profesionales certificados.
  • Si el calentador presenta los siguientes problemas, no lo uses y contacta a un especialistas autorizado:
    • Conducto de evacuación fuera de su sitio.
    • Suciedad u hollín en él o alrededor.
    • Si hay manchas amarillas en la llama.
    • Si la llama saca chispas o si existen explosiones pequeñas al usar el agua caliente.

Consejos de seguridad

  • El monóxido de carbono que libera el calentador al funcionar es difícil de detectar y provoca la pérdida de conciencia en quienes lo respiren. Por eso no se es recomendable instalar un calentador al interior de una casa, pero si es un departamento y no hay otra alternativa es mejor hacerlo en la cocina que en el baño.
  • Siempre debes revisar el calentador y preocuparte que funcione de manera adecuada.
  • Los modelos más recientes tienen una sonda de seguridad en la parte interior que corta el gas en caso de fuga.
  • Si tienes un calentador estándar, con llama piloto para encender, es recomendable que lo apagues después de usarlo, para evitar el consumo excesivo de gas.
  • En la instalación de un calentador hay distintas situaciones que representan un riesgo para ti y tu familia. ¡Evítalas!

También te puede interesar: