Closets: organiza tus espacios
Asesoría, consejos y datos

Closets: organiza tus espacios

El clóset o armario es tu mejor aliado para mantener en orden tu ropa y zapatos. Aquí te asesoramos para que puedas hacer una correcta elección.


Los closets y armarios son los mejores elementos en tu hogar para mantener el orden y organizar de la mejor los diferentes espacios. Acá podrás encontrar una guía completa para tomar la mejor decisión a la hora de mantener el orden en tu casa y elegir el mejor closét o armario para ti.

¿Cómo elegir el mejor clóset?



Las dimensiones del clóset


Lo primero que debes tener claro son las medidas, alto, ancho y profundidad, del espacio que vas a destinar para el clóset. De igual forma, debes calcular las medidas de cualquier mueble con cajones y puertas, teniendo en cuenta cuánto necesitan de espacio una vez abiertos.



¿Qué guardarás en el clóset?


Considera lo que necesitas guardar en tu clóset, ya que hay ropa que necesariamente debe ir colgada, para eso necesitarás una o más barras, otra puede ir en repisas o cajones.

También evalúa si guardarás chaquetas, zapatos, maletas o accesorios que tienen distintas exigencias de espacio.


Las puertas del clóset


Las puertas de un clóset pueden ser abatibles, con bisagras de cierre suave, o correderas, con rieles invisibles.

Para elegir uno de estos sistemas, debes considerar el espacio que tienes a tu disposición.

Las puertas abatibles de tu clóset necesitarán de por lo menos 1 metro para su apertura por lo que es conveniente considerar ese espacio.

Interior del clóset


Mira el interior del clóset y evalúa si es práctico para tus necesidades, si te permite organizar tu ropa cómodamente y ganar en espacio. Considera si tiene suficientes barras, cajones y repisas, o prefieres los espacios interiores más abiertos y amplios.


Mayor comodidad y confort en tu hogar eligiendo el sofá adecuado, aprende más aquí.

¿Qué material elegir?



Clóset de aglomerado con folio


Estos armarios se construyen con tableros de partículas de madera aglomeradas recubiertos con folio, que es una especie de papel de gran duración y adhesión.

Por su diseño pueden simular perfectamente la madera o aportar color y modernidad, convirtiéndose así en una excelente opción decorativa.


Clóset de MDF (Medium Density Fibreboard)


Son construidos con tableros de fibra de densidad media (también conocido como Trupán).

Estos clóset son impregnados usando un barniz especial de alta resistencia, que no se deteriora con el tiempo, por lo que son de fácil limpieza, de alta resistencia y durabilidad, además de finas y hermosas terminaciones.

Este tipo de material evita el desarrollo de microorganismos en las superficies del clóset, por lo que es ideal para ambientes donde la higiene es importante como piezas de bebés.


Clóset de Melamina


Los clóset de melamina cuentan con tableros recubiertos por ambas caras, usando láminas impregnadas en resinas melamínicas, que se fusionan con el tablero por medio de presión y temperatura. Este proceso crea una superficie totalmente cerrada, libre de poros, impermeable, muy dura y resistente al desgaste.


Los tableros de melamina además cuentan con una protección antimicrobiana, que disminuye hasta en un 99,9% la presencia de bacterias y moho en las superficies. Para la limpieza de este tipo de clóset, basta con pasar un trapo húmedo de textura suave, a fin de evitar rayones.


Aprende a alargar la vida útil de tus closets con los cuidados adecuados




También te puede interesar:

Accesorios para closet

Organiza y ahorra espacio en tu closet

Un espacio para cada cosa, y evita el desorden.

Lámparas de exterior

Renueva tu cama y tu colchón y asegúrate un descanso perfecto.