Edredones: diseño y confort para tu cama | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Edredones: diseño y confort para tu cama.

Con un buen edredón no solo dormirás plácidamente, sus diseños y colores, también le darán calidez y personalidad a tu habitación. Con esta guía lo escogerás con éxito.


¿Sabías que un edredón puede cambiar por completo el ambiente de tu dormitorio? A continuación encontrarás todo sobre diseños y tipos de edredones para tu cama.

Tipos de relleno


Entre la gran variedad de edredones que puedes encontrar; existen los más gruesos para climas fríos y delgados para las zonas de clima caliente. También descubrirás que los hay más livianos o más pesados, y con diferentes materiales de relleno como plumas naturales y los confeccionados con materiales sintéticos.





Relleno sintético


  • Son edredones con rellenos artificiales con cualidades térmicas, transpirables, antialérgicas, suaves y livianas.


El edredón que necesitas para disfrutar del descanso que deseas, encuéntralo aquí



Relleno de algodón


  • Estos edredones sobresalen por ser suaves, livianos y transpirables, cualidades que permiten que el sudor se evapore con facilidad.


Relleno de plumas


  • Como las plumas son huecas, cóncavas y flexibles; forman un colchón de aire que conserva la temperatura del edredón.
  • Otra característica de las plumas, es que evitan el paso de la humedad; tanto desde tu propio cuerpo, como desde el ambiente exterior.

¿Cómo el diseño del edredón puede cambiar tu cuarto?



Además de las características técnicas que te brindarán cobijo y relax en las noches frías, el diseño de la tela de un edredón es muy importante. Si quieres cambiar el look de tu habitación, debes tener en cuenta sus diseños y colores.



Conoce cómo elegir la almohada perfecta



  • Para darle un carácter actual a tu espacio, escoge patrones geométricos, estos son capaces de combinar con distintos estilos de decoración.
  • Si buscas darle a tu habitación un aspecto más vintage o femenino, los motivos florales siempre lucen clásicos y no pasan de moda. Además de los estampados en tonos pastel, hay otros más audaces, con tonos vibrantes y llamativos.
  • Si tu alcoba luce algo recargada, renuévala con un edredón liso, que contraste con la apariencia general del espacio. El resultado le dará dramatismo y brinda un punto focal.
  • Si deseas crear una composición armónica, recurre a los juegos de edredón con sábanas, que siguen una misma paleta de colores, pero incorporan patrones distintos y permiten renovar y actualizar el ambiente.
  • Una habitación con diferentes patrones ofrece distintos focos de atención y da vida a ambientes demasiado planos o aburridos.
  • El dormitorio es un lugar de relax, no significa que deba ser monocromático. Prueba con una funda de un color diferente y verás cambios inmediatos.
  • Recurre a edredones reversibles, en general vienen en tonalidades contrastantes y basta girarlos para modificar de inmediato la apariencia de tu habitación.

Jugar con texturas


  • Una forma muy simple de aportar calidez a un dormitorio es a través de la mezcla de texturas.
  • Combina materiales, para que tu dormitorio sea único. Atrévete a complementar telas de distinto tipo y viste tu cama con una colcha que contraste con los cojines y las fundas de las almohadas.


Viste tu cama con el edredón de tus sueños. Haz clic aquí



Acertar con el tono


  • Más que la moda y las tendencias, lo importante es que tu dormitorio refleje tu personalidad y te haga sentir cómoda. Por eso los colores de la colcha deben reflejar tus gustos.
  • En general las gamas pastel y las tonalidades pálidas, en particular los damascos, verdes y azules claros, generan un gran efecto de relajación.
  • Si optas por colores contrastantes, por ejemplo, paredes blancas y plumón negro o rojo, la decoración adquirirá un aire más vibrante y energético.
  • El efecto se puede acentuar o mitigar con los demás textiles de la habitación, como las cortinas, los cojines y las alfombras.

¿Cómo se airean?



Para que el edredón mantenga sus cualidades térmicas y físicas por más tiempo, es necesario ventilarlo todos los días, con el fin de eliminar la humedad absorbida y redistribuir el relleno.

Lo aconsejable es no colgarlo directamente al sol, pues se corre el riesgo de desteñirlo, haciéndolo perder su color natural.



Conoce también los usos y cuidados para tus almohadas


¿Cómo se limpian?


  • Para lavar el edredón, ya sea de fibra o de plumas, es preciso procurar que no pierda su estructura y no se dañe su relleno.
  • Los de plumas deben lavarse cuando sea realmente necesario y puede hacerse a mano, máquina o en seco.
  • Los de algodón puede lavarse en la máquina de lavar. No se deben utilizar productos químicos fuertes, pueden dañar la integridad del relleno.
  • El edredón debe lavarse cada tres o cuatro meses, para garantizar que los caros y el polvo se eliminen.
  • Si utilizas secadora se sugiere no secarlo completamente en ella, para evitar un exceso de secado.
  • Colgarlo al aire libre (pero no al sol) es otra opción. Asegúrate de secarlo muy bien, pues la humedad es muy dañina para el relleno.

También te puede interesar:

Protectores para almohadas

El más completo surtido de productos para la protección de tus almohadas.

Todo lo que necesitas para vestir tu cama

Camas

La cama perfecta para tu cuarto.