Almohadas: aliadas del buen dormir | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Consejos para elegir la almohada perfecta

Elegir la almohada perfecta es fundamental para lograr un descanso reparador. Aquí te asesoramos para que encuentres la que mejor se adapte a tus necesidades.


Las almohadas son elementos fundamentales para obtener mayor comodidad y descanso a la hora de dormir. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para poder elegir la almohada adecuada para obtener mayor bienestar y descanso.

¿Por qué cambiar tu almohada?


Las almohadas se deterioran con el tiempo y uso.

Además de ello su interior es un ambiente perfecto para a acumulación de sudor, bacterias y ácaros que pueden causar alergias e infecciones.



Por lo tanto, es recomendable cambiar la almohada periódicamente, para las almohadas de fibra aconsejamos un cambio cada 6 meses, para almohadas viscoélasticas se recomienda cambiarla cada 3 años, de esta forma evitas la propagación de bacterias y ácaros y cuidas tu descanso.


8 recomendaciones para elegir tu almohada





Lee las etiquetas para conocer el material del cual está hecha.



Comprueba la cantidad de relleno de la almohada; cuanto más relleno, más firmeza.



Asegúrate de que las costuras estén bien cosidas para evitar que el relleno se salga.



Una buena almohada debe mantener la cabeza alineada con la columna vertebral mientras duermes para que los músculos de cuello y espalda puedan relajarse.




Escógela según el tamaño de tu cama. Jamás debe sobresalir de los lados.



Busca las etiquetas que indiquen que la almohada es hipoalergénica. Si sufres de alergias, compra una funda o cubierta de tela suave y cremallera.



Busca las etiquetas que indiquen que la almohada es hipoalergénica. Si sufres de alergias, compra una funda o cubierta de tela suave y cremallera.



Cuando la almohada empieza a perder su forma o soporte, es el momento de comprar una nueva. Los precios varían según el fabricante. Estos son determinados por el tipo de relleno y la densidad de hilos de la funda la columna vertebral mientras duermes para que los músculos de cuello y espalda puedan relajarse.


¿Cómo elegir la almohada ideal según la postura?


La almohada es uno de los elementos más importantes de nuestro descanso. Como pasamos de 6 a 9 horas con la cabeza apoyada sobre ella, lo ideal es elegir una que se alinee con la cabeza, el cuello y la columna vertebral para proporcionar bienestar a todo nuestro cuerpo.


La elección de una almohada está ligada a la posición en la que duermes:


¿Duermes boca arriba?


Te recomendamos usar una almohada delgada. De esta forma tu columna cervical y la columna dorsal formarán el mismo ángulo que al estar de pie. Con una almohada muy gruesa, tu cuello se flexionaría en exceso hacia adelante y si por el contrario duermes sin almohada, esto hará que el cuello este extendido hacia arriba. Mantener, durante horas, cualquiera de estas dos posiciones puede provocarte contracturas cervicales.


¿Duermes de lado?


Lo ideal es que uses una almohada gruesa que mantenga tu columna recta, con el cuello en el eje de la columna dorsal.


¿Duermes boca abajo?


Esta posición es poco recomendable para dormir, puede modificar tu curvatura de la columna lumbar, ya que para poder respirar, debes mantener el cuello girado durante varias horas. Si no puedes dormir en otra posición, intenta hacerlo ligeramente de costado y con una almohada delgada.


¿Duermes sin posición fija?


Si no tienes una posición fija para dormir, selecciona una almohada que tenga un alto grado de flexibilidad, y sea lo suficientemente esponjosa para adaptarse a distintas posturas. Las almohadas de pluma son una buena opción.


Busca la almohada que se adapte a tu forma de dormir haciendo clic aquí


Tipos de almohadas





Almohada de plumas


  • Entregan un soporte blando, ofrecen un buen confort, suavidad en el apoyo y agradable tacto.
  • Son más suaves y duraderas que las de fibra.
  • Tienden a desprender más calor.
  • Se recomiendan para niños mayores de 5 años, jóvenes y personas sin problemas cervicales.


Almohada de fibra de poliéster


  • Muy livianas y flexibles, suaves y blandas.
  • Generalmente son lavables y se secan rápidamente.
  • No conservan la humedad y son más económicas que las de plumas.


Almohada viscoelásticas


  • Ofrecen un gran apoyo debido a la adaptabilidad que entrega el material viscoelástico.
  • Eliminan la presión de la superficie de descanso sobre el cuerpo.
  • Se adapta bien al contorno del cuerpo y cabeza, además al ser elástico no produce vibraciones de movimiento.

También te puede interesar:

Juegos de cama

Encuentra juegos de cama en una gran variedad de diseños, colores y tamaños.

La cama perfecta para tu cuarto. Encuéntrala aquí

Colchones de calidad para el descanso de toda tu familia.