Consejo de uso y mantenimiento de láminas de policarbonato | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Recomendaciones de uso y mantenimiento para Láminas de policarbonato

El policarbonato es una solución ideal para aprovechar la luz natural de tus espacios. Las láminas de policarbonato son fáciles de moldear y resistentes a los impactos.


Las láminas de policarbonato son la alternativa perfecta para aprovechar la luz natural, son ligera, fáciles de manipular y resistentes. A continuación, te ofrecemos una guía para que darle le mejor uso y mantenimiento a tus láminas.

¿Dónde usar láminas de policarbonato?





Principalmente como cubiertas y revestimientos en edificaciones: techos en centros comerciales, terrazas, piscinas, patios y fachadas.

Son ideales para zonas climáticas donde se necesita captar un alto nivel de iluminación natural y no hay radiación excesiva.



Revisa aquí nuestro amplio surtido de láminas en policarbonato



Consejos de uso



  • Las láminas de policarbonato en ambas caras traen unas láminas protectoras autoadhesivas, que hay que sacar antes de la instalación. Es importante fijarse que la cara superior tiene un filtro UV, y se reconoce porque la lámina lo indica con una marca. Esa es la que se saca al final, para no perder la correcta posición de la plancha.

  • Asegúrate que la estructura de apoyo se encuentre estable, rígida y sin imperfecciones, para proteger las planchas de policarbonato.

  • Sube las láminas de a una. Si se trata de una altura mayor, debes acondicionar una guía deslizadora.


Mantenimiento y seguridad






Consejos de mantenimiento


  • Limpia las láminas de policarbonato únicamente con agua y jabón neutro. No utilices abrasivos ni elementos para raspar, pues alterarán su superficie. Utiliza una esponja o paño suave con cuidado.

  • Para mantener el brillo y belleza del policarbonato alveolar se recomienda una limpieza periódica (mínimo cada 6 meses) con agua. Debes secarlas inmediatamente con un trapo de franela o piel de gamuza.

  • No limpies las láminas bajo el sol intenso o a temperaturas muy elevadas. Tampoco las laves con vapor. No utilices limpiadores abrasivos o alcalinos, cepillos, estropajos, escobas ni esponjas.

  • No expongas el material a sustancias químicas como varsol, benceno, gasolina, thinner, acetona, tetracloruro de carbono, ácido muriático o siliconas no recomendadas para policarbonato.

  • Deja las láminas de policarbonato sobre una superficie plana y en lugar cerrado. Si debes dejarlas en el exterior, cúbrelas con láminas de polietileno blanco, reflectante opaco. Se recomienda apilarlas inclinadas, apoyadas unas contra otras, contra la pared. Si el apilado es horizontal, la altura máxima de la pila no debe exceder a un metro de alto.

  • En la manipulación se debe evitar el rayado por roce.

  • Si el transporte lo requieren las láminas pueden ser curvadas transversalmente.

  • Es muy importante mantener las láminas a la sombra para evitar que los rayos del sol provoquen que la película protectora se adhiera al material, especialmente cuando éstas se llevan a la obra.

  • Mantenlas al menos a 20 centímetros separadas del suelo.

Consejos de seguridad


  • Para trabajar en altura usa casco, arnés de seguridad, guantes, zapatos de seguridad.

  • Transita sobre tablones ubicados en sentido perpendicular a los lados y con las medidas de seguridad pertinentes.


Gran variedad de canales y bajantes aquí



También te puede interesar:

Cubiertas

Conoce nuestro surtido en cubiertas

Alquiler de herramientas

Servicio de alquiler de herramientas

Seguridad

Nuestro surtido para un trabajo seguro