Toldos y pérgolas para disfrutar al aire libre | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

Toldos y pérgolas para disfrutar al aire libre

Crea un espacio agradable en tu terraza con la variedad de toldos y pérgolas que tenemos en Homecenter para ti. Ingresa a la siguiente guía y conoce más.


Los toldos y pérgolas, así como los parasoles, son una excelente opción para crear un espacio agradable y evitar el deterioro de los muebles de terraza por la luz solar. En Homecenter encontrarás una completa asesoría para que puedas conocer las alternativas.

¡Te ayudamos a planificar tu compra!



Ubicación


Evalúa el diseño de tu espacio exterior antes de decidirte por uno. Fíjate si hay árboles alrededor o si es un terreno abierto; ¿cómo es el suelo, si es césped o tiene un piso duro? Siempre debes instalar toldos y pérgolas sobre superficies lisas.



Cálculo de la superficie


Debes medir el lugar que se quiere cubrir y, a partir de esas medidas, elegir entre parasoles, toldos y pérgolas.


Importante:
Los parasoles se adhieren a la mesa de comedor de terraza, pero si tienes más espacio mídelo para determinar el largo y ancho de la estructura que vas a comprar.



Tamaño


Para saber cuál es el apropiado para tu terraza debes considerar para cuánta gente necesitarás el espacio y cómo son tus muebles de terraza, la idea es que caigan holgadamente dentro de la pérgola o toldo.



Entérate cómo puedes convertir tu terraza en el lugar soñado



¿Cómo elegir un toldo o pérgola?



Formas y tamaños


Los toldos y pérgolas pueden tener forma cuadrada o rectangular, sus pilares pueden ser estructuras metálicas ensambladas o ser toldos retráctiles que se fijan al muro. Los tamaños son variados y van desde los 2 a los 8 metros dependiendo del modelo.



Materiales


Los materiales más comunes en el diseño de toldos y pérgolas son el plástico de polyester, textileno y HDPE y su estructura de metal o acero, madera, aluminio.


Debes proteger de las lluvias por la oxidación para que duren mucho más tiempo.



¿Qué modelo elegir?





Toldos aislados


Tienen una estructura metálica revestida y cubierta de polietileno o lona. Son resistentes al sol y al agua, por lo que sirven como carpas, garajes o comedores. Hay en distintas medidas y colores, permiten crear ambientes y decorarlos. Fáciles de armar, ideales para improvisar un almuerzo o comida en el jardín.



Toldos articulados


Existen modelos plegables con una estructura que se fija a un muro sólido. Son ideales para pequeñas terrazas, balcones o donde no se quiere tapar el ingreso de la luz hacia el interior, ya que se despliegan sólo en el momento que se quieran usar para generar sombra, el resto del día pueden estar cerrados para que entre la luz natural a la casa.






Toldos cortinas


Se pueden instalar en balcones y terrazas con techos. Se cuelgan de argollas que se sostienen a un riel que va fijo en el cielo, o también se pueden recoger desde sus bordes.


Son una solución sencilla que sirve para bloquear la luz del sol, pero acumulan el calor, ya que no dejan pasar el aire.



Toldos corredizos


Son grandes toldos horizontales que se instalan bajo el envigado de terrazas abiertas, o cubiertas con algún material transparente como el policarbonato.


Tienen la ventaja de que pueden cubrir cualquier superficie, ya sea grande o pequeña, porque su instalación para moverlos es muy diversa, puede ser un sistema con cables, rieles o guías.






Pérgolas


Son estructuras que van fijas al suelo, ya sea césped o un piso duro como cerámica o madera. Tienen un diseño muy estético que da belleza al paisaje y otorgan funcionalidad. A diferencia de un toldo tradicional, la lona es fina y el techado tiene cuatro vertientes. Existen en forma cuadrada, ovalada y rectangular.



Parasol


Perfectos para protegerte del sol en la playa o en tu terraza. Su armazón es plegable y puede estar compuesta de diversos materiales: acero, madera, fibra de vidrio en su soporte y distintos materiales textiles en su cubierta.






Consejos de uso y mantenimiento



Cuando vayas a armar e instalar una pérgola, toldo o parasol lee detenidamente las instrucciones y respeta los pasos y piezas que debes ensamblar. Si bien los materiales son resistentes a la acción del medio ambiente, el armado del toldo es clave para su duración.


En zonas con mucho viento te recomendamos prestar especial atención al anclaje de su base o pilares y si es necesario agrega un segundo refuerzo. Lo más eficiente es fijar los vértices a maceteros con plantas grandes.





¿Cómo cuidar un toldo o pérgola?


La limpieza básica

Cualquier tipo de toldo, pérgola o parasol se puede lavar con agua. Lo más práctico es usar la manguera y una esponja, pero no detergentes clorados o abrasivos, ya que acortarán la vida útil del material.



La limpieza profunda

Una vez al año es bueno realizar una limpieza más en detalle de toldos y pérgolas. En este caso puedes usar un jabón neutro, esponja y agua. Refriega las manchas con cuidado, y sin mucha fuerza ya que podrías dañar la tela. Luego enjuaga con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón y deja secar a la sombra.



Revisión visual

Todas las semanas o antes de usarlo revisa que todos los tubos de la estructura metálica estén bien encajados unos con otros, para que los codos de la unión no se rompan, ni provoquen un accidente.



También te puede interesar:

Juegos de terraza

Encuentra aquí toda la variedad en juegos de terraza

Muebles terraza

Toda la variedad de muebles que necesitas para complementar tu terraza