Recomendaciones para el uso y mantenimiento de tus almohadas | Homecenter
Artículo, consejos y datos

Consejos para el uso y manteniendo de almohadas

Elegir la almohada perfecta es fundamental para lograr un descanso reparador, un uso y mantenimiento adecuado de éstas contribuirá para su duración y tu descanso.


Usar adecuadamente y mantener en buenas condiciones tus almohadas es primordial para obtener un descanso óptimo y contribuir a su vida útil. Acá encontrarás algunas recomendaciones para usar y mantener de forma adecuada las almohadas.

Recomendaciones de uso



  • Considera si las utilizas solo para dormir o también para levantar espalda y cabeza cuando lees o ves televisión.
  • Si sueles apoyarte en la almohada, ésta debe ser firme y gruesa, para lograr mayor comodidad.
  • Para dormir es mejor que la almohada sea más suave y flexible, por esto es recomendable tener más de una almohada y de distintos tipos según su uso.
  • Si eres alérgico a ciertos tipos de relleno o a los ácaros en general, busca una almohada hipoalergénica o utiliza fundas antialérgicas. Estos protectores de almohadas garantizan una total aislación. Por tratarse de una tela permeable al vapor de agua, estas fundas no generan humedad, lo que las hace ser completamente seguras y lavables.
  • Antes de apoyar la cabeza dale golpecitos a tu almohada desde los laterales hacia el interior, así lograrás un mayor volumen de las fibras para un mejor descanso.




Consejos de mantenimiento



  • Puedes usar dos fundas desmontables, esto ayudará a una menor frecuencia de lavado, alargando así su vida útil.
  • El cambio de la almohada dependerá de su deterioro. Si pierde la forma o parte del relleno, se mancha o tiene mal olor, es momento de cambiarla por una nueva.
  • Es importante ventilar la almohada de manera semanal, así evitarás la impregnación de olores desagradables.
  • Lava la almohada lo menos posible; no la centrifuges, deja que escurra lo que más se pueda y deja que seque en posición plana. Si tu almohada es de plumas, no la metas en la lavadora ni en la secadora. Lávala a mano, en agua fría o tibia.
  • La frecuencia de lavado debe ser al menos un par de veces al año, pero te recomendamos lavarla después de salir de una enfermedad gripal.


Cuidas tus tejidos eligiendo el quitamanchas adecuado para ti





Evita los ácaros



  • Los ácaros del polvo habitan en tu casa, son la principal causa de alergia, rinitis y asma en el mundo.
  • Elimínalos con Acar Klean, es 100 % efectivo, su acción es rápida y tiene efecto residual.
  • Es importante ventilar la almohada de manera semanal, así evitarás la impregnación de olores desagradables.
  • Retira la ropa de cama y aplícalo directamente en el colchón durante sólo 10 segundos y en la almohada por 5 segundos.


Encuentra la solución para los ácaros aquí

También te puede interesar:

Protección

El más completo surtido de productos para la protección de tus almohadas.

El más completo surtido de productos para la limpieza de tus almohadas y fundas.