¿Cómo elegir una secadora en un dos por tres? | Homecenter
Asesoría, consejos y datos

¿Cómo elegir una secadora? Apréndelo en un dos por tres

La secadora es un electrodoméstico que te ayuda a agilizar el secado, por eso es una buena alternativa y aquí te contamos cómo elegir una secadora de forma fácil y rápida.


Si no tienes espacio para colgar la ropa, necesitas agilizar su secado y vives en una zona húmeda o fría, tener una  secadora es una buena alternativa.

Tipos de secadoras



El mecanismo de función de una secadora es muy sencillo, lo único que hace el aparato es absorber el aire del lugar donde está instalada y lo calienta para introducirlo en un tambor que gira.

Según cómo expulsen la humedad extraída de la ropa, podemos encontrar secadoras de dos tipos: de evacuación, que sacan la humedad directamente al exterior a través de un tubo; y de condensación, que recogen el vapor de agua en un depósito interno.




Toman aire ambiente, lo calientan mediante resistencias eléctricas (aire caliente y seco) y lo pasan por el tambor donde se encuentra la ropa húmeda, de esta forma la humedad de la ropa se transfiere al aire y, finalmente, expulsan el aire húmedo al exterior a través de un tubo que se ubica en una ventana.



Estas secadoras son un poco más sofisticadas que las anteriores, el aire también lo calientan mediante resistencias eléctricas, pero después de pasarlo por el tambor (aire caliente y húmedo) extraen la humedad haciéndola pasar por un intercambiador refrigerado con el aire exterior, lo que hace que condense la humedad en él y caiga a una bandeja de recogida de agua.






Secadoras de bomba de calor


Tienen un funcionamiento similar a las de condensación, aunque el calentamiento que antes hacían las resistencias ahora lo hace el condensador de una bomba de calor y el enfriamiento/condensación que antes hacía el intercambiador ahora lo hace el evaporador.


En cuanto a consumo, el calentamiento por bomba de calor es hasta 3 veces más eficiente que el calentamiento por resistencias. Aunque, es posible que los ciclos de secado con este tipo de secadoras duren un poco más, ya que la bomba de calor no es capaz de calentar el aire hasta temperaturas tan altas como las resistencias.





Características de una secadora





Tipo de conexión


Las hay de gas y eléctricas. Las secadoras eléctricas en general, requieren corriente de 240 voltios y las de gas suelen utilizar de 120 voltios.  Verifica bien las especificaciones del fabricante y asegúrate que disponen de la conexión y cableado necesario para su instalación.



Sensor de humedad


Las secadoras de nueva generación vienen con esta característica que apaga automáticamente la máquina cuando la ropa está seca. Esto no sólo ahorra energía, sino que reduce el desgaste de la ropa causado por un exceso de calor.



Accesorios


De las características adicionales que tenga la secadora, dependerá su precio. La mayoría de las secadoras económicas tienen controles giratorios, mientras que las costosas suelen tener los paneles de control digitales. Sin embargo, los controles electrónicos no tienen efecto sobre el rendimiento del secado.


El espacio para tu secadora


El espacio es esencial, por consecuente se debe realizar un estudio previo del lugar que dispones para su instalación. Una secadora tiene dimensiones superiores o iguales a las de una lavadora convencional por lo que se debe tener en cuenta que exista un espacio de 60 x 60 cm y 80 cm de alto todo esto para facilitar el acceso a la misma.


Lavadoras-secadoras:

Ocupan mucho menos espacio, son lavadoras y secadoras que tienen su panel de control en la parte delantera del electrodoméstico para facilitar su manejo y acceso al mismo.


Un  beneficio importante es que se podrá apilar en conjunto con la lavadora para ocupar espacios más reducidos en lugar de grandes espacios que podrían tener otro uso.


Aquí encuentras todas las lavadoras-secadoras


Eficiencia energética


Aunque la secadora de ropa es uno de los electrodomésticos que mayor cantidad de energía consume, podemos encontrar diferencias en dicho consumo entre marcas y modelos de secadoras. Ese es uno de los motivos por los que el etiquetado de eficiencia energética te ayudará a escoger una secadora de ropa según tus necesidades.


Además de la escala de eficiencia energética (en los niveles A, B, C, D, E, F o G), y el indicador sobre el nivel de eficiencia del aparato, la etiqueta incluirá también información detallada de otras características del producto, por lo que podrás compararlo con otras marcas.


Es preferible escoger una secadora a gas, pero si se opta por una eléctrica esta debe tener la etiqueta con el nivel A en su eficiencia energética, con la opción de secado por condensación y sensor de humedad.


Revisa la etiqueta estándar que explica las características de consumo y ahorro energético. La escala es de la A a la G, donde A es para productos más eficientes que consumen menos energía y G para los menos eficientes que consumen más.


Recomendaciones de uso y mantenimiento


  • Procura cargar la secadora hasta su capacidad máxima.
  • Cuanto mayor sea la velocidad de centrifugado, menores serán el consumo energético y el tiempo de secado.
  • No seques en exceso. Evitas arrugas y ahorras energía.
  • Utiliza los programas de secado para plancha siempre que puedas.
  • Limpia los filtros periódicamente para evitar tiempos de secado excesivos y un alto consumo energético.
  • La temperatura ambiente no debe ser superior a +35°C durante el secado. 


También te puede interesar todo sobre las lavadoras automáticas


También te puede interesar: