¿Cómo pintar una puerta sin manchar las bisagras? | Homecenter
Hágalo usted mismo

Aprende cómo pintar una puerta sin manchar la bisagra

Evita que las bisagras queden manchadas y pierdan su encanto cuando pintes una puerta. Acá te damos unos tips súper útiles para evitar estos accidentes.


- Dificultad: Bajo

- Ejecución del proyecto: 10 horas aprox.

Materiales




como pintar una puerta - bisturi

Bisturí

Ver

como pintar una puerta - brocha pequeña

Brocha pequeña

Ver

como pintar una puerta - pintura

Pintura

Ver

como pintar una puerta - cinta transparente ancha

Cinta transparente ancha

Ver


Evita manchas en las bisagras cuando pintes tu puertas

A veces al pintar una puerta, terminando pintando las bisagras. Esto puede ser súper molesto a la vista y puede dar la impresión de que no hemos hecho bien nuestro trabajo. Las buenas noticias es que con los pasos que a continuación te damos, esto se puede evitar.





1

Cubre toda la bisagra con cinta transparente ancha. La cinta debe ser más grande que la bisagra. Si no es lo suficientemente ancha, simplemente cubre con dos tiras de cinta.


Cinta ancha transparente:
Cinta de alta protección y durabilidad que sirve para sellar cajas.

Ver producto >>

(SKU: 140711)












2

Recorta la cinta por el perímetro de la bisagra con un bisturí. Usa la misma bisagra como guía para realizar buenos cortes.


Bisturí:
Herramienta multiusos que permite cortar papel y cartón de manera precisa.

Ver producto >>

(SKU: 213054)






3

Quita la cinta que esté sobrando alrededor de los bordes de la bisagra. Presiona los bordes para que la pintura no entre por debajo.








4

Pinta el borde completo de la puerta. Pinta sobre la cinta sin perder la continuidad del brochazo.


Brocha pequeña:
Brocha angular de uso profesional, con cerdas de alta resistencia 100% naturales y mango de madera en tono claro y punta amarilla con una perforación para su fácil almacenamiento.

Ver producto >>

(SKU: 156210)






5

Pasa todas las manos de pintura necesarias hasta que la puerta esté lista. Deja que la pintura se seque. Quita la cinta. ¡Ahí está!: una bisagra impecable en su puerta recién pintada.








También te puede interesar: